5 cosas que debes saber del kitesurf

En este artículo te contaremos las 5 cosas más importantes que debes saber antes si tienes ganas de hacer kitesurf

1. El kite es un deporte de riesgo

Si has buscado algo de kitesurf en instagram o si eres lector habitual de diarios deportivos te habrás dado cuenta que de vez en cuando te has encontrado de vídeos de accidentes haciendo kite. 

Primeramente, para tranquilizarte te diré que no es habitual. Para que te hagas una idea, en todas las Rías Baixas hay unos 300 practicantes de kite habituales y unos cuantos más que navegan ocasionalmente. A lo largo de un año puede haber alguna lesión de tobillo, rodilla u hombre. Suelen ser pequeños esguinces o alguna pequeña contusión provocada por un golpe contra la tabla. Nos atreveríamos a decir que la incidencia de lesiones es menor que en otros deportes como el padel o el tenis. Entonces te estarás preguntando porqué se asocia el kitesurf al riesgo. Pues hay dos vertientes, la de los novatos y la de los «pros». En el primer caso los accidentes ocurren cuando alguien decide comprarse un equipo de kite por wallapop y probar por su cuenta, o perdirle a su amigo que «controla mucho» que le enseñe. Este tiene solución, consulta el precio de los cursos de kitesurf que impartimos en Vigo, Pontevedra, Sanxenxo, Baiona o Nigrán. En el segundo suele ser un afán de superar la altura de su salto más alto o realizar algún truco de freestyle. Resumiendo, se podría decir que navegando en unas condiciones normales, con el material adecuado y teniendo en cuenta que las progresiones en kite son lentas, es complicado sufrir algún percance. Así que puedes seguir leyendo.

2. HAY QUE BUSCAR BUENAS CONDICIONES

Si eres una persona muy ocupada, con dificultades para encontrar tiempo para sus aficiones el kitesurf no es tu deporte, al menos hasta que no modifiques tu ritmo de vida. Desde Feel Kitesurf te recomendamos el padel, ahí siempre acertarás. Reservas una pista, llegas, juegas hora y media y te vas. El kite, por suerte o por desgracia, no funciona así. Tendrás que estar viendo la previsión del viento regularmente, algunos días te quedarás sin navegar porque el viento entra justamente las horas en las que estás trabajando, en invierno será de noche cuando tu spot favorito esté navegable y, lo peor, reservarás algún día para practicar kitesurf, te desplazarás, estarás esperando y sabrás lo que es «pinchar». Estaréis tú, tu material, tus ganas de navegar y solo faltará el viento. Las primeras veces son traumáticas, pero te aseguro que el buen ambiente que se crea en los spots de kite y los planes alternativos que puedes improvisar en las playas harán que vayas incluso esos días que la previsión no es clara del todo. Verás.

3. ES IMPORTANTE ELEGIR MATERIAL ADECUADO

Imagínate desplazarte a una hora en coche de tu casa, montar el equipo, ponerte el neopreno y que cuando estés a punto de salir a navegar te des cuenta de que tu cometa ha perdido presión. Una válvula despegada, o tal vez dos. Recoge y directo al taller de reparación. No vamos ni a comentar que el día estaba increíble para navegar, mucho viento y sol. Pues aunque ya te esté entrando la mala leche te diré que no es lo peor que te puede pasar. Comienzas con tus primeros saltos y estás cogiendo confianza. Tiras fuerte de la barra porque quieres volar y cuando estás arriba notas como el kite se va y tu caes a plomo, el cabo de freno se te acaba de romper. La caída ni tan mal pero la cometa se ha caído en una piedra y no vale ni para reparar. Estos son solo algunos de ejemplos de la importancia de tener material actual y en buen estado.

4. tienes que estar dispuesto a invertir sobre 1.000€ en tu primer equipo de kite

Cuando estamos dando cursos en la playa del Vao (Vigo) en playa América (Nigrán) o navegando en Cesantes (Redondela), siempre viene alguien a interesarse por este deporte. Nos preguntan curiosidades sobre las cometas, cuanto cuesta un equipo de kitesurf o si es muy difícil aprender. Cuando entramos en materia y se interesan por hacer un curso intentamos explicarles que este deporte tiene una barrera de entrada de mil euros. ¿Esto por qué? Pues porque el precio de un curso ronda los 300€ y un equipo de kite de segunda mano en buen estado sobre 700 – 800 euros. Las personas que están acostumbradas a otros deportes individuales como el ciclismo, el surf o el piragüismo consideran que la inversión es normal. En cambio, quienes practican deportes colectivos como el fútbol o el baloncesto lo ven como algo muy excepcional. La buena noticia para estos últimos es que una vez realizado el curso de iniciación al kitesurf y comprado el equipo después navegar es ¡GRATIS!.

5. te costará que tu pareja o tus amigos entiendan tu adicción al viento

Se dice que el tiempo y el oro es limitado de ahí su valor; el viento igual. Hoy, ahora y aquí hay viento, dentro de un rato o mañana no os lo podemos asegurar. El kitesurf es adictivo por todas las sensaciones que produce (libertad, adrenalina, despreocupación, conexión con el mar y la naturaleza, etc.), pero las ganas de aprovechar todos los días de viento para hacer kite la produce la sensación de no saber cuando podrás volver a navegar. Como os dijimos en el punto 2 de este artículo, por suerte o por desgracia no podemos controlar las condiciones meteorológicas así que aplicamos el mítico refrán de «más vale pájaro en mano que ciento volando». Esto traducido es «si hay viento ahora me voy a hacer kite, tengo que aprovechar». Esto te supondrá algún que otro desencuentro con tu entorno y pronto te darás cuenta de que la mejor opción es regalarle a tu pareja o a tus amigos un bono de Feel Kitesurf para un curso de kite.

Selfie cometas kitesurf Vigo

 

Kitesurf en el playa del Vao en Vigo, con la isla de Toralla de fondo.

Comparte este post

Suscríbete a nuestra newsletter

Y sentirás el Kitesurf como nunca lo habías hecho

Sigue explorando

Kitesurf

Día del padre, el regalo más original

Si todavía estás dudando y quieres acertar, te traemos el mejor regalo para el día del padre. Seguro que has pensado en infinidad de trastos

💬 ¿En qué puedo ayudarte?